Los confunde fútbol

5 08 2008

Los seguidores fundacionales, que son oyentes milenarios de Raza Paria desde su génesis, sabrán de lo que estoy hablando con tan solo pispear el título de este breve artículo. Hace varios meses, durante mi columna en el programa entregábamos los premios de cada fecha del torneo, y había uno que estaba ligado directamente a una jugada puntual que había ocurrido en uno de los partidos jugados el fin de semana: la jugada confunde fútbol.

En este caso, readaptaremos aquel premio, cayendo directamente sobre los jugadores, los protagonistas de este juego maravilloso que es el fóbal.

La definición del jugador confunde fútbol, según el la real academia paria del deporte es la siguiente: jugador hábil, con condiciones técnicas mas que aceptables, potencialmente crack, con jugadas y toques que no cualquiera puede lograr, pero que siempre equivoca el camino correcto para simplificar o elegir el movimiento o la acción que la jugada pide. Pide pase, te da gambeta, pide gambeta te da pase, pide despeje te da aguantarla contra la línea, y desde la tribuna se escucha el eco… “nooooo siempre la mas difícil!!!”. De eso se trata esta condición que ciertos futbolistas tristemente ostentan. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




Es noticia: ¡Cristina Kirchner dio una conferencia de prensa!

2 08 2008

Últimamente se ha puesto de moda el adjetivo “histórico” en el terreno de la política argentina: El día en que el campo colmó varias cuadras de la avenida del Libertador en Palermo fue histórico. Aquella noche en la cual Julio Cobos votó en contra de la aprobación de la ley de retenciones también quedó en la historia. Hoy, sábado 2 de agosto de 2008, la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, ofreció una conferencia de prensa en la residencia de Olivos ¿También es un día histórico?

Sería bastante triste responder que sí a esta pregunta. ¿Hay que celebrar que una presidenta de la Nación se haya dignado a brindar una conferencia de prensa después de casi ocho meses de gestión? Celebrar, definitivamente no. Reconocer como un gesto positivo, tal vez. ¿Conformarnos? Para nada… Lee el resto de esta entrada »





Ensayo sobre la normalidad de la idiotez

31 07 2008

Eichmann En 1993 Norbert Bilbeny, catedrático de Ética de la Universidad de Barcelona, casi ganó el Premio Anagrama de Ensayo merced a su obra El Idiota Moral, La Banalidad del Mal en el siglo XX, libro en el cual concluye que los acontecimientos más tenebrosos de los últimos cien años (guerras mundiales, genocidios, campos de concentración y exterminio, desapariciones forzadas, actos terroristas) son animados por autoridades políticas o religiosas que adolecen de la misma indiferencia hacia el sufrimiento del prójimo que la observada en asesinos psicópatas. Bilbeny tomó prestado parte del título del más famoso trabajo de la pensadora Hannah Arendt, Eichmann en Jerusalén, Ensayo sobre la Banalidad del Mal, escrito en ocasión del juicio a uno de los más arduos responsables del Holocausto, Adolf Eichmann, capturado por agentes del Mossad, el servicio secreto israelí, en 1960 en Argentina, luego de residir en un suburbio de Buenos Aires durante diez plácidos años gracias a la oscura generosidad de Juan Domingo Perón.

Según Arendt, Eichmann era un individuo cuya única anormalidad era ser aún más estrictamente normal que el grueso de las gentes. Sus motivaciones en la orquestación del asesinato de millones de personas desde la comodidad de su escritorio no eran patológicas, sino sencillamente de gris conveniencia personal. Eichmann no había ingresado en la feroz orden de las SS como resultado de su ciega fe en el credo nazi, sino con el nada espectacular (y más tarde, confeso) objetivo de forjarse una carrera en los promisorios y demandantes tiempos del régimen de Hitler. Su recatado puesto en la burocracia de la Endlösung le permitía mantenerse lejos de los albures de las batallas, beneficio adicional al que jamás renunció. Si la consecución de su propio bienestar y el de sus seres queridos era obstaculizado por la necesidad de obedecer instrucciones que implicaban la destrucción de los judíos de Europa, así como también la de los gitanos, eslavos, homosexuales, disidentes y demás malas compañías, no era ése asunto suyo. Lee el resto de esta entrada »





Yo también soy americana

27 07 2008

Siento que me estoy volviendo una paria en mi propio continente. Yo y millones más. Y no me gusta discriminar o hacer diferenciaciones por nacionalidad, pero últimamente se viene repitiendo una situación que me está generando cierta bronca hacia nuestros vecinos de arriba. Más que una situación es una palabra, un término que no debería ofender a nadie, ya que no hace más que describir. Se trata de la palabra americano.

Al estar viajando, una de las preguntas más comunes entre viajeros es el “where are you from?” y cada vez estoy recibiendo, con más frecuencia, la misma respuesta: “I’m American”. ¡Qué bien! pensarán ustedes, ¡cómo viajan los peruanos, los venezolanos, los costarricenses! ¡y además hablan inglés a la perfección!… Lee el resto de esta entrada »





Jack el islamizador

25 07 2008

_1934548_hanaei_isna_300De seguir la teoría del experto investigador del FBI Robert Ressler, el fracaso conjunto de Scotland Yard y la policía londinense en atrapar al Destripador debe achacarse a la equivocada elección del perfil criminológico que los llevaría hasta el homicida. Ressler asegura en uno de sus libros sobre crímenes y serialidad que el escurridizo Jack, quien se alzara con al menos cinco víctimas antes de retirarse misteriosamente de la escena pública, no era un miembro de la familia real ni un prestigioso médico afectado por las manías del señor Hyde; mucho menos un matarife judío o un hechicero, ésto último según sugiriera el ocultista Aleister Crowley.

En opinión de Ressler, se trataba de un varón que contaba con no más de cuarenta años, heterosexual (cada asesino mata al género que es objeto de su deseo), habitante del sórdido distrito de Whitechapel, escenario de los ataques (pues es sabido que conocía bien los vericuetos de huida que ofrecían sus callejones y pasadizos), perteneciente a la clase baja o media baja (un aristócrata o tan sólo un caballero de atuendo elegante paseándose por la zona del bajo mundo hubiera hecho sonar la alarma para los cientos de agentes y patrullas de vecinos que vigilaban cada esquina). En suma, un individuo capaz de esconderse entre la multitud de harapientos que el Londres victoriano toleraba merced a las dádivas otorgadas por las asociaciones de damas de caridad y los dones concedidos por la buena de Dios. Lee el resto de esta entrada »





La estación de los pibes

24 07 2008

Un estudio sociológico de la Universidad de Huachipato, Chile, ha reflejado una realidad de la que no somos muy concientes: cuando arranca una nueva estación los jóvenes están más revolucionados. Por ende, se pasan del límite en su tiempo libre. Lejos de preocuparse en el por qué de esta temporaria algarabía, el joven toma ese envión para pasar un buen rato tanto en navidad-año nuevo y los calurosos días otoñales de fin de marzo, como en el veranito de San Juan (invierno) y “los” días del estudiante. Los excesos, por supuesto, están a la orden del día…

Razones de esta realidad analizadas por el autor:
(con datos recabados en más de 50 foros de jóvenes)
1. Se rompe el status quo en estas fechas. No hay equilibrio. El equivalente en fútbol sería: no hay zona tranquila. Es o zona de descenso, o de lucha por el título. No sigue todo igual para los pebetes.
2. En los calurosos días de marzo está todo mal por uno o 2 motivos: empezaron las clases / empezaron las clases y me fue como el orto en marzo; saldo: más exceso.

Lee el resto de esta entrada »





Las elecciones de la semejanza

22 07 2008

 La escasamente científica disciplina de la ciencia política acertadamente predice que un candidato con buenas posibilidades de resultar vencedor, sobre todo si pugna por ocupar una función ejecutiva, moverá las piezas de su pensamiento pre-comicial hacia grises posiciones centristas en aras de captar la simpatía de la masa media del electorado. El demócrata Barack Obama había prometido una rauda retirada de las tropas estadounidenses de las arenas de Iraq en caso de ocupar la Casa Blanca; esa osada postura, adecuada para las reñidas elecciones primarias, no lo es tanto a pocos meses de las elecciones generales. Sus seguidores deberán conformarse con un regreso, ora glorioso, ora infame, dilatado de acuerdo a las necesidades bélicas del teatro de operaciones. El republicano John McCain, presentado desde el comienzo de la ObamaMcCainhostilidades electorales como un heterodoxo miembro de su partido y ácido crítico de la administración Bush, coquetea con laxas propuestas económicas, ambientalistas e inmigratorias, lo que despertó en múltiples oportunidades las iras de los sectores más reaccionarios del republicanismo.

Pocos días atrás Obama redobló la apuesta: hizo retirar del sitio web de su campaña duros cuestionamientos formulados a la conducción de la guerra en Iraq (más específicamente, su desaprobación de la escalada de las operaciones contrainsurgencia, conocida como surge en los círculos militares) y advirtió a sus seguidores de color, en un coloquio formal, que deben considerarse responsables de sus destinos aun en medio de la intolerancia y de la discriminación. La maniobra es hábil: desde un extremo liberal, Obama posee extenso espacio para deslizarse hacia un conservadurismo moderado. McCain no puede cabalmente imitarlo; unos pasos más en la jabonosa pendiente del liberalismo  y dejará de ser  considerado un republicano respetable.  Sus asesores aconsejaron un contraataque selectivo: lucir abierto en lo que respecta a los temas pasibles de tratamiento populista y por ello capaces de constituirse en imanes de votos (la desaceleración de la economía, el medio ambiente y la permisividad para con los inmigrantes ilegales, como indicara líneas atrás) y ferozmente cerrado en lo que toca a la política exterior y los tópicos que versan sobre la religión y la vida privada, asuntos nada desdeñables en el arduo proceso de selección del próximo presidente de los Estados Unidos, el cual depende en gran medida del humor de las organizaciones más tradicionalistas de las profundidades de los estados del centro y del sur. Lee el resto de esta entrada »